Ojo con el coronavirus

Actualizado: 17 de mar de 2020

Según los expertos, proteger tus ojos, así como tus manos y boca, puede retrasar la propagación del coronavirus. Por ejemplo, si una persona infectada con coronavirus estornuda, las gotitas de saliva y de secreción nasal podrían viajar casi 2 metros y hacer contacto con tus ojos. Así mismo, si tocas una superficie contaminada y luego tocas tus

ojos, estos pudieran ser la puerta de entrada del virus a tu cuerpo.


Los siguientes puntos son de vital importancia:

1) Si usas lentes de contacto, cambia a lentes de armazón al menos por un tiempo.

Los usuarios de lentes de contacto pudieran estar en mayor riesgo de adquirir la infección.

En general, el uso de lentes de contacto se debe intercalar con el uso de lentes de armazón e idealmente, los lentes de contacto no se deberían usar por más de 8 horas continuas. Sabemos que existen muchos tipos de lentes que son permeables al oxigeno, sin embargo esto no quita el hecho de que son cuerpos extraños en contacto directo con tu cornea y aumentan el riesgo de infecciones, alergias y úlceras corneales. Esto genera irritación y mayor propensión a tocar los ojos y por lo tanto a contraer la infección.




2) El coronavirus (COVID-19) puede causar síntomas parecidos a los de una conjuntivitis tales como ojo rojo, lagrimeo e irritación ocular.

Si tienes alguno de estos síntomas, no te alarmes.


Es raro que los pacientes con coronavirus presenten datos de conjuntivitis. Acude con tu médico especialista en Oftalmología quien puede valorar tu caso y decirte si tus síntomas, tu historia clínica y su exploración son consistentes con este diagnóstico o si bien, se trata de otra causa.


3) Utilizar lentes de armazón (ya sean ópticos o solares) crea una barrera física de protección.

Los usuarios de lentes de armazón siempre tienen mayor protección en los ojos en circunstancias tales como caminar en un ambiente con aire y polvo, o cuando se exponen al aire acondicionado. Así mismo, los lentes crean una barrera ante el contacto de gotas que contienen el virus cuando alguien estornuda o tose; físicamente las gafas también nos impiden tocarnos los ojos. Por estas razones, si tenías tus lentes guardados o si habías dejado de usarlos porque se te rompieron y nunca los reparaste, es el momento de que los saques del buró, los mandes a reparar o te compres un nuevo par y los uses el mayor tiempo posible, sobre todo en la calle o en lugares donde estés cerca de otra gente.



4) Evita restregar tus ojos

Muchos tenemos el hábito de tocar y restregar con las manos nuestros ojos ya sea porque pasamos mucho tiempo en la computadora, tenemos comezón, irritación, etc. Esto es un terrible hábito que especialmente ahora debe ser evitado. Si tienes comezón, irritación o pasas mucho tiempo en la computadora, tu médico especialista en oftalmología te podrá recomendar tratamientos. Estos tratamientos pueden ser tan simples como gotas de lubricante que son altamente efectivas para estos síntomas y te pueden evitar la necesidad de tocarte los ojos y disminuir el riesgo de contagio vía ocular.



Esta información es publicada con base en datos de la Academia Americana de Oftalmología (AAO) https://www.aao.org/eye-health/tips-prevention/coronavirus-covid19-eye-infection-pinkeye


Si tienes dudas escríbenos o visítanos

CGO Oftalmología: Plaza Inn, local 81. Insurgentes Sur 1971, Col. Guadalupe Inn.

Tel: (55) 8916 1699 y (55) 8916 1700.



75 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo